¿Qué es el ikigai? en nuestro blog te contamos cómo encontrar tu propósito

El Ikigai es un concepto y práctica japonesa que ni tiene traducción, en nuestro blog te contamos cómo encontrar tu propósito. 

Y es que precisamente esta práctica japonesa está orientada a la búsqueda del propósito, el Ikigai es un recurso que cada vez más desarrollan los líderes emocionales. 

Tu propósito

Aunque no tiene una traducción literal, la palabra Ikigai puede definirse como lo que hace que la vida valga la pena ser vivida, es decir la razón de ser, aquello que nos hace despertar cada mañana, es decir el tu propósito de vida. 

Haz un pausa en esta lectura y pregúntate, ¿De verdad sabes cuál es tu propósito de vida? ¿Lo tienes definido? 

Definir el propósito de vida no es complicado, sin embargo, nosotros en el día a día nos alejamos del propósito. 

En ocasiones nos vamos guiados por las pasiones, pero cuando esta pasión no es muy real o ajustada a nuestra vida, entonces nos desanimamos al ver que ese propósito no se concreta. 

Otras personas solo viven en pro del bienestar financiero, es así como dedican su vida a trabajos que no les gusta, pero que les da dinero y estatus. 

Sin embargo algunas personas trabajan en lo que les gusta y les da dinero, pero se siguen sintiendo vacíos, sienten que no hacen una diferencia y que no le aportan nada al mundo. 

Entonces, si no tienes definido tu propósito te estarás preguntando, ¿Cómo lo encuentro?, veamos lo que nos aporta el Ikigai. 

Ikigai: Cómo encontrar tu propósito

Dijimos que encontrar el propósito es fácil, sin embargo, se nos hace difícil porque nadie nos ha mostrado el camino. 

El Ikigai nos encamina a ver el propósito dentro de nosotros mismos y no en cosas externas, porque de hecho ya lo tenemos, solo hace falta que lo re-descubramos. 

En este sentido, el ikigai nos habla de 4 áreas y cómo estas se relacionan: 

  • ¿En qué eres bueno? – tus virtudes 
  • ¿Qué te encanta hacer?  
  • ¿Qué necesita el mundo? 
  • ¿En qué te pueden pagar? 

La idea del Ikigai es que el propósito se alcanza cuando todos esos factores se combinan entre sí. 

Es decir, el sentido de vida no depende de un trabajo, de un talento, o de la vocación, el ikigai se alcanza cuando existe un equilibrio entre todas las partes.

Tu ikigai trata de sintetizar el concepto del propósito, te invita a conocer esas áreas, tenerlas claras y alinearlas entre sí. 

De esta forma encuentras tu propósito y sabes hacia donde ir.